Contraste

No volverán a ser esos

que en su mirada nacía

verdad, en amor diluida

escudo a días adversos

escondidos entre besos

En trincheras de confianza

construyeron esperanza

pero mentiras fermentan

cada palabra atormenta

hasta hundirlos en la nada.

Te busco junto a mi, lejos,

apartada, vista fija

no hallo o encuentro una rendija

solo ese no por respuesta

tu y tu mundo tras la puerta

sin saber donde dejaste

en qué ficción enterraste

todo respeto a este amor

que se hace frío y dolor

hoy, ayer, mañana: contraste

Edu Monch

Anuncios

Aquella noche regresó la muerte

Aquella noche regresó la muerte

reclamando su lado triste de la cama

exigiendo tantas noches extraviadas

por tanto esperar otra vida, sin suerte

Llegó en su negro profundo

tan adecuada para esos funerales

en que los sueños se entierran vivos

en ataúdes de madera podrida de esperanza

Muerte, amiga olvidada

años sin nombrarte, sin dejarte un hueco

donde parir toda tu tristeza

Hoy si puedo morir contigo

dame un libro, dos canciones

y no me quites esta vez

estas ganas etéreas de finalmente

dormir desnudo por siempre a tu lado

Edu Monch

Horas de ansiedad

Son horas de ansiedad

sumergido en gélidos ríos

que no corren

que se hacen estanques

y el ser se olvida de toda conjugación.

Minado por los días

palabras como balas

que sólo zumban amenazantes

pero terminan incrustados contra los muros carcomidos

y debilitados de los viejos recuerdos.

No hay ya un fin preciso

tan sólo minutos imprecisos

desgastando los restos de voluntad

que los sueños utilizan como coraza.

No hay coincidencias que esperar

no hay conciencia que deje de acumular

y el día entero se me echa encima

pensando, estúpidamente

que todo habrá de pasar

Edu Monch

Es la misma oscuridad

Es la misma oscuridad

tan solo cambian

algunos escasos reflejos

los muros y el techo

contra los que se extiende

Es la misma oscuridad

agujero profundo, resbaloso

en el que por más que salto

sus paredes frías y húmedas

no tiene piedra alguna

de donde asirme

Es la misma oscuridad

circular y sin salida

sin esperanzas que caigan como escalas

sin sueños para cerrar o abrir los ojos

Edu Monch

Desnudos en medio de esta #nochehelada

Larga es la espera

amarga la garganta

olvidar todo ya

para nadar hacia el estero

que tu cuerpo y el mío forman

como último espacio de paz

Tus labios placebo

tu cuerpo agua

que escurren entre mi lengua

canción de cuna

piernas que envuelven

Hoy tenemos frio en las manos

pero caricias para amarrarnos

brazos cobijo

palabras para calentar tanto silencio

Hoy me queda nada

vivo en la negación ante el olvido

partí de todos lados

en ningún lugar me supe quedar,

salvo en tu piel,

de tantas casas huí,

de otras personas me exilé,

tantas vidas pasadas se fueron a la mierda;

cuantas veces te quedaste a sostenerme.

La vida es hoy lo que es

no más, sin falsas esperanzas

sin falsas promesas

sólo tu y yo

y estas mis ganas eternas

de estar desnudos

en medio de esta noche helada

Edu Monch

A mitad de la caída

gritos atorados
lágrimas acumuladas
desesperanza entrometida
y la tristeza no brota de la boca
dejando un charco de infelicidad
sobre todo lo que la vida toca

desciendo
y no veo colinas
ni al frente, ni a lo lejos
por donde ascender después
sólo oscuridad
y reflejos
de vidas pasadas

risco hacia la nada
en que desciendo lento
muy lento
mientras siento en mi pecho
la presión de más y más atmósferas rancias

mas silencio
mas distancia
en esta bajada
de agonía e ignorancia

no hay redes
ni escaleras
si acaso tu sonrisa
tu mano de vez en cuando
tu pecho, tu cuerpo
para regalarme por un instante
una sensación de sosiego
remansos de tierra firme
a mitad de la caída

Edu Monch